2017-07-13 11.29.03.jpg

Fabio, alumno del Ulpán, comenta:

Racheli y Nomi son dos profesionales sin iguales. Sus clases son muy efectivas, pero al mismo tiempo divertidas y variadas. El clima es el mejor que he experimentado nunca en clases de idiomas. Competentes, atentas, cariñosas.
Si queréis aprender Hebreo, este es el mejor curso de mundo.

Nieves, alumna del Ulpán, opina:

Este está siendo mi primer año en el Ulpán-hebreo y estoy gratamente sorprendida con esta experiencia que no sólo me está permitiendo conocer la lengua y la cultura hebrea, sino que además me está enriqueciendo como persona en el trato semanal con mis compañeros y con Nomi nuestra profesora. Precisamente gracias a su cordialidad (del latín, cor-cordis: corazón) pero también gracias a su seriedad y vocación docente , que se palpa fácilmente en su clases estoy consiguiendo aprender esta lengua compleja ,de bella escritura y enigmática fonética sin más esfuerzo que el basicamente necesario.
¡Lo recomiendo sinceramente!

Ana, alumna de Ulpán Hebreo Sefarad, escribió:

En sólo un año en el Ulpán he aprendido muchísimo, sin duda seguiré estudiando aquí. Tanto Nomi como Racheli son muy buenas dando clase; los alumnos aprendemos de una manera muy amena y divertida. El ambiente es inmejorable y las actividades organizadas también. ¡Muy recomendable!

Kasia, alumna de Ulpán Hebreo Sefarad, escribió:

En cuanto a la metodología docente, la accesibilidad individual a las profesoras es impecable. Su trato cordial y afable es tan bueno como lo es el grado de preparación de los contenidos de sus clases. En cuanto a las actividades didácticas y sociales lo más reseñable es el buen ambiente que se transmite en la clase, también entre los propios alumnos, que te permite avanzar de prisa con el idioma. Los eventos fuera de las aulas son muy bien organizados y divertidos. Probablemente el mejor sitio donde aprender hebreo en Madrid, altamente recomendable!

Arantxa, alumna de Ulpán Hebreo Sefarad opina:

Las profesoras son excelentes y consiguen que se aprenda mucho. El ambiente en clase es además inmejorable. No es casual. Nomi y Raheli con gran generosidad y trabajo realizan, a lo largo del año, muchas actividades vinculadas a la vida en Israel y al mundo judío en general que hace que se establezcan las mejores relaciones tanto con ellas como entre los compañeros. Generan adicción.

Claudia, estudiante de Ulpán Hebreo Sefarad, dijo:

Si no fuera por el Ulpán Hebreo Sefarad y sus maravillosas profesoras, nunca habría llegado tan lejos como estoy llegando con mi nivel de hebreo, cada vez más alto y con más riqueza. Ellas, siempre atentas y acogedoras, han sabido enseñarme y guiarme en los tres últimos años con unas clases completas, amenas y al mismo tiempo serias pero divertidas. Eternamente agradecida, Nomi y Racheli, os aprecio mucho, sois las mejores. Espero que esto dure mucho mucho tiempo 🙂

Jaiah, estudiante a distancia de Ulpán Hebreo Sefarad, dijo:

Tuve la suerte de estudiar en el ulpán con Rachel y Nomi, y fue genial. Sobre todo, la posibilidad de asistir a las clases online y a todas las grabaciones para los que vivimos fuera de Madrid. Además, la flexibilidad a la hora de encajar horarios, y la atención y disponibilidad constante de las profesoras. Lo recomiendo a todos lo que quieran aprender hebreo y familiarizarse con el idioma, o perfeccionarlo o simplemente practicarlo. ¡Gracias, Nomi y Racheli!!

Carmen, estudiante de Ulpán Hebreo Sefarad en Toledo, escribió:

Desde Toledo. El curso para mi ha sido reencontrarme con el hebreo presencial. Gran esfuerzo por parte de todos, y a Rajeli darle las gracias por su esfuerzo viniendo a esta ciudad a darnos las clases a un grupo de personas ya que, incomprensiblemente, nos cerraron la Escuela de Traductores a los de hebreo.
Pero nos abrieron otra PUERTA toledana. Gracias.

Irene, alumna de Ulpán Hebreo Sefarad, opinó:

Las clases son magníficas. Tanto Racheli como Nomi tienen un trato muy cercano con los alumnos y enseñan de forma muy personalizada, prestando mucha atención a los “puntos más flojos” de cada uno. ¡Un 10!

Rocío, alumna de Ulpán Hebreo Sefarad, nos dijo:

Acudir al UHS ha sido una de las mejores decisiones que he tomado tanto como estudiante de lenguas semíticas, como también a nivel personal. Los métodos de enseñanza utilizados por las profesoras y el interés que les acompaña en cada clase me permite, no sólo llegar al nivel de hebreo que me propongo, sino también hacerlo con ganas e ilusión. Además, las actividades extra escolares que organizan son muy amenas y acompañan al objetivo de aprender cualquier idioma: sumergirte, en la medida de lo posible, en su cultura.

Eli, estudiante a distancia de Ulpán Hebreo Sefarad, escribió:

Un ambiente de clase cómodo con Racheli y Nomi, que son simpáticas y naturales. He aprendido muchas cosas, y recomiendo a todos acudir a las clases de conversación porque se repasa lo dado en la clase normal de manera oral y se aprende mucho para poder comunicarse.
Es una muy buena oportunidad para aquellos que no podemos asistir presencialmente (tristemente) el poder hacerlo online desde cualquier parte de España.

שלום שלום לכולם 😉😃

Eduardo, alumno de Ulpán Hebreo Sefarad, escribió:

Ayer empezó el grupo de temas de actualidad en el Ulpán Hebreo Sfarad y debo reconocer que respondió y hasta superó mis expectativas, recomiendo a todos los que tengan un nivel medio-alto de hebreo que lo probéis, es el martes por la tarde, lo pasamos muy bien y hemos aprendido mucho….

Almudena, alumna de Ulpán Hebreo Sefarad, dijo:

Agradecídisima al equipo del Ulpan Sefarad que te hace aprender casi sin darte cuenta esta lengua tan distinta a la nuestra.
Además consiguen que estemos muy a gusto todos los alumnos, a pesar de que somos cada uno tan variados y con motivos tan diferentes para estudiar el hebreo.
Muchas gracias por vuestro trabajo y esfuerzo!!

Luis, alumno de Ulpán Hebreo Sefarad, escribió:

Recomiendo a todo el mundo que por cualquier motivación quiera estudiar hebreo hacerlo en esta escuela. Las profesoras tienen mucha experiencia dando clases de esta lengua a no nativos, y en mi caso, he notado un mejoría notable en pocos meses con ellas. El hebreo es una lengua que tiene muchas dimensiones, y puedo asegurar que debido a la pasión de estas profesoras por la lengua hebrea y  todas sus dimensiones, cualquier persona, sean cuales sean sus razones para estudiarla, podrá satisfacer su curiosidad. Además, Racheli y Nomi son dos bellísimas personas, tolerantes y afectuosas que crean alrededor de ellas buen ambiente y no dejan que nadie se quede atrás. Lo recomiendo al curioso, al religioso, al aburrido que no sabe qué hacer con su tiempo, al académico y al investigador, todos se encontrarán satisfechos.

Regina, amiga de Ulpán Hebreo Sefarad, dijo:

Las clases son motivantes y con un alto nivel de exigencia al mismo tiempo. ¡La combinación perfecta!

Fran, alumno de Ulpán Hebreo Sefarad, dijo:

Comencé a estudiar en Ulpán Hebreo Sefarad hace dos años, y ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. He podido adquirir un conocimiento sólido de la lengua gracias al excelente trabajo de las dos profesoras, que se preocupan por el progreso de sus alumnos y ponen todo su empeño en sacar lo mejor de nosotros. Además, el hecho de que sea el único centro que puede presentar a sus alumnos a los exámenes oficiales de la Universidad Hebrea de Jerusalén es toda una ventaja. Pero no se limita al aprendizaje de la lengua: también se organizan todo tipo de actividades y encuentros cuyo objetivo es acercarnos a la cultura, actualidad y gastronomía israelí, entre otros… Sin duda alguna, el equipo de UHS hace un gran trabajo. ¡Animo a todos a que se sumen a la familia de UHS!

Carmen, alumna de Ulpán Hebreo Sefarad, dijo:

¡Me ha encantado la nueva página! Gracias, porque los que no podemos asistir a clase, al menos sabemos que estáis ahí y no desconectados. ¡¡ADELANTE!!

William, estuadiante a distancia de Ulpán Hebreo Sefarad, dijo:

No tengo reparo en afirmar que las clases asistidasen Ulpán Hebreo Sefarad han sido una de las experiencias más ratificantes de mi vida educativa. Las profesoras destacan tanto por la facilidad que tienen en transmitir sus excepcionales conocimientos, como por el entusiasmo contagioso que nunca les falta y la paciencia sobreabundante que demuestran en el ejercicio de lo que es para ellas seguramente un vocación innata. También hay que resaltar la habilidad asombrosa que tienen para que los alumnos a distancia (mi caso) se sientan plenamente integrados en las clases como participantes y no meros espectadores – tarea nada fácil, pero que consiguen perfectamente y con una naturalidad loable. Hay que mencionar también las actividades extracurriculares que organizan, que sólo sirven para aumentar la camaradería sembrada y completar la experiencia Ulpán en que tanto se esmeran Nomi y Racheli. (Eso sí, no logran que lleguen los manjares que acompañan el café del descanso a los envidiosos estudiantes a distancia, pero, ¡seguro que hasta eso harían si fuera posible!) Cualquiera que sea la razón por la que uno tiene interés en aprender hebreo, no se arrepentirá nunca de haberse matriculado en Ulpán Hebreo Sefarad.

Los comentarios están cerrados.